Cuando te caes del burro...hostión que te metes!

Bueno, la verdad es que el titulo del post de hoy me ha quedado un tanto abrupto, pero hay momentos en los que se hace necesario emplear determinado tipo de expresiones para poder transmitir aquello que has llegado a comprender de manera profunda, sostenida y certera.

Para mi hoy, ha sido uno de esos días. Cuando todo lo ves tan claro, que es necesario ponerse las gafas de sol para no deslumbrarse y que no te salgan  úlceras en las córneas. Por lo que queda demostrado que, a veces, es necesario caerse del burro y pegarse una buena leche, para llegar a la "iluminación".

Es curioso como te sientes cuando esto ocurre, en mi caso me ha dado por reír,  porque la cosas era tan obvia, tan obvia, tan obvia, que no sé como no me he permitido verlo antes, bueno sí, porque soy tozuda como un mulo. Pero lo cierto, es que cuando llega el momento, aunque a priori te quedes observando la situación como si fueras miope, después te da por reír, y reír a carcajadas además. Y sientes alivio, de ese del bueno, y respiras tan hondo que pareciera que nunca antes hubieras respirado. En ese mismo momento, lo que sientes, lo que respiras y lo que ves es Esperanza por lo nuevo por llegar y das Gracias.

En ese mismo momento, sientes como la mochila se vacía y queda dispuesta para llenarse de otras cosas, cosas nuevas, seguro que estupendas, de las que podrás aprender muchas otras cosas, y seguir creciendo de manera sostenida.

Hoy agradezco el hecho de haberme caído del burro, porque aunque el estómago se encoja, es el alma la que se EXPANDE!.





Pero qué es eso de la Trans? El mundo Transpersonal bajo la mirada de un titirepeuta

¿Qué es eso de "lo Transpersonal"?. Para ir abriendo boca os dejo en compañía de un maravilloso "Titirepeuta", así se denomina así mismo, para que comencéis a indagar si os apetece. Buen viaje y mejores sonrisas...


Cada día en la vida es hermoso

Cada día en la vida es hermoso, cada amanecer y cada atardecer marca el inicio y el fin de un nuevo día que merece y ha merecido la pena ser vivido, pase lo que pase.

Es triste observar la cantidad de estímulos que precisamos para ser felices, cuando en realidad lo único que hemos de hacer para ser felices es sonreír y mostrar nuestra sonrisa al mundo. 
Se que cuesta y que es difícil, y sé que mucha gente que vaya a leer esto no lo va a entender, pero se ha demostrado que cuando mantienes una actitud positiva y una sonrisa en tu rostro, a pesar de que los acontecimientos que te estén ocurriendo no sean agradables para tí, encararás esas dificultades con mayor fortaleza y vitalidad.

Nos quejamos la mayor parte del tiempo porque la vida no nos da lo que queremos, pero es que la vida no tiene que darnos lo que queremos, sino lo que necesitamos en cada momento, y por supuesto muchas de las veces, al no coincidir con nuestras expectativas, produce en nosotros un efecto de profunda frustración.

Expectativas, nos pasamos la vida expectantes, esperando a que algo maravilloso ocurra y mientras hacemos esto nos perdemos lo maravilloso que YA ESTÁ OCURRIENDO. La vida es sencillamente lo que es, un conjunto de fluctuaciones a lo largo y ancho de un gran océano en el que nosotros somos los pequeños barquitos, que hemos de aprender a navegar según las diferentes corrientes, calmas o tempestades que vayan aconteciendo en la travesía, lo único que tenemos que hacer es ajustar las velas según vengan los vientos. 

Llegar a considerar que un día es horrible porque sencillamente no te ha traído aquello que esperabas no es justo, el sol sale para ti todos los días y no te pide nada a cambio, piensa en eso cada vez que sientas que la vida no te ha dado lo que creías merecer.