Respira...

Enciende una vela, ponte cómod@, cierra los ojos, respira lenta y profundamente ahora abre los ojos y exhala el aire lentamente sobre la llama de la vela, lo ves…eso es la vida.
Vivimos tan inmersos en nuestro quehacer diario, que ni siquiera nos damos cuenta de lo  evidente, que no por serlo deja de ser importante. De hecho, respirar es de lo más evidente y cotidiano, sin embargo si un día dejamos de hacerlo, sencillamente dejamos de existir.
¿Por qué nos hemos empeñado en no hacer caso a lo “pequeño”, a lo evidente, a lo cotidiano?. Sólo nos damos cuenta de lo que tenemos o compartimos cuando estamos a punto de perderlo o ya lo hemos hecho. ¿De qué pasta estamos hecho los seres humanos?. Generación tras generación, los más ancianos del lugar siempre nos dicen eso de: aprecia lo pequeño, aprecia lo importante de la sencillez, de lo cotidiano,…no nos entra en la cabeza.
Decía antes, hablando de lo sencillo y cotidiano pero esencial, que si un día dejamos de hacer algo tan cotidiano y evidente como respirar, dejamos de existir y esto enlaza con la siguiente pregunta ¿qué es lo que nos hace realmente existir, tener identidad, ser especial?, ¿qué es lo que nos hace respirar?...
Un día, cuando yo era pequeña, andaba ofuscada preparándome para un examen, por allí estaba mi abuelo y me preguntó por qué estaba tan nerviosa, le dije que para mí era importante estudiar y sacar buenas notas para conseguir muchos títulos, ser mejor y ser muy importante, a lo que mi abuelo me respondió  que obtener muchos títulos no iba a lograr que yo fuera mejor, que de lo que tenía que ocuparme, sencillamente, era de ser mejor persona y eso no me lo iba a proporcionar ningún título. En ese momento no entendí lo que me dijo mi abuelo, sin embargo hoy a mis 36 años lo entiendo perfectamente, que lástima que ya no pueda compartir esto con el abuelo…
¿Y qué tiene que ver todo esto con el respirar?...mira a tu alrededor, mira hacia ti mism@, ¿qué ves? ¿Qué es lo que te hace respirar?, ¿qué es lo que te hace inhalar lenta y profundamente haciendo que te sientas segur@, agusto, ser tú mism@?. ESO eres tú, eso es lo verdaderamente importante, eso es la Vida misma. Respira lenta y profundamente, ponte el abrigo, sal a la calle y VIVE!.